La experiencia piloto que puso en marcha el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (puedes ver aquí la noticia) a través de los Juzgados de Familia de Oviedo consistió en que, en determinados procesos sobre incapacidad personal, se pudiera poner a disposición de las personas afectadas, una versión de «lectura fácil» de la sentencia en un formato que le permitiera comprender el sentido de lo resuelto en el juicio.

La “Fácil Lectura” es una técnica que permite expresar cualquier mensaje de forma sencilla y clara, para que todas las personas puedan entenderlo adecuadamente.

Para ello, la elaboración de estos textos se realiza con un tratamiento especial de la Gramática, el Léxico y la Ortografía; y usa la Maquetación y las Ilustraciones como elementos aclaratorios y de apoyo al texto.

Deja un comentario